Los Verdes apuestan por mejorar Cercanías y dicen que el ahorro de tiempo en el AVE hasta Gijón “sería ridículo”

Los Verdes de Asturias suscribimos íntegramente las manifestaciones del Diputado de nuestro Grupo Parlamentario IU-BA-Verdes Aurelio Martín respecto al tremendo coste de oportunidad que supondría la creación de una línea ferroviaria de AVE nueva desde Lena hasta Gijón. El consumo de territorio y de fondos públicos para dicha infraestructura sería enorme, los daños ambientales y urbanísticos serían muy importantes, y todo ello para conseguir un ahorro de tiempo ridículo. El sentido común económico debe imperar en este caso. Hay que añadir que una parada intermedia (Oviedo) en un recorrido tan corto hace inviable la velocidad máxima, lo que significa que la inversión no se aprovecharía, sería inasumible frente a la mejora y uso de la vía actual por el tren de velocidad alta.

Por otra parte, si se hace un trazado nuevo tipo AVE para la vía desde Gijón a Lena, las cantidades invertidas se detraerían de la mejora de la red de cercanías, que es la más utilizada. Tampoco así podría el tren alcanzar la máxima velocidad en ese tramo, no sólo por la parada intermedia y por la orografía, sino porque a gran velocidad el ruido supera los máximos legales y soportables, e incluso el paso por estaciones donde no tiene parada debe hacerse a baja velocidad por motivos de seguridad, evitar el efecto de succión que podría arrastrar personas hacia el tren, y para que el ruido sea tolerable en zonas habitadas.
En este caso la enorme inversión no sirve para el fin perseguido.

Se han lanzado opiniones irracionales y peticiones de realizar la obra aunque no se reduzcan apenas los tiempos de viaje. Es una irresponsabilidad por parte de los defensores del “todo AVE”, pues los fondos para este despropósito se detraerían de la red de cercanías.

Desde diversos ámbitos se ha manipulado a la opinión pública, pretendiendo que el tren de velocidad alta no llegaría a Gijón: el AVE sí llega a Gijón pero por vía convencional; en cualquier caso la velocidad en el trayecto Lena-Gijón nunca será la máxima que permite la técnica ferroviaria, ni circulando por vía de AVE y ancho europeo.

La línea convencional mejorada permite en cambio salir de Gijón, parar en Oviedo y circular a alta velocidad a partir del intercambiador, más de 400 kilómetros hasta Madrid. La parte castellana y leonesa del recorrido es la clave de la disminución del tiempo de viaje, y no la asturiana. Incluso podría estudiarse la parada en Mieres, con un área de influencia de 80.000 personas.

El ejemplo de Málaga

Han puesto de ejemplo varios “expertos” el AVE de Madrid a Málaga, infraestructura que ha supuesto la desecación del acuífero del Valle de Abdalajís, ha costado 2.500 millones de euros y supone un ahorro en tiempo de viaje al año para cada malagueño de 3,6 minutos (ahorro global dividido entre habitantes provinciales), con una subida de entre 10 y 20 euros por billete. En el AVE hay cerca de 2 millones de desplazamientos al año, cuando en la red de cercanías malagueña, con sólo dos líneas y además no competitivas en tiempo con el automóvil, se producen 620,5 millones de desplazamientos.

Cualquier mejora que se haga en los trenes de cercanías tiene mayor racionalidad económica y social (por ejemplo, haciendo que el tren Málaga-Fuengirola tardase menos y extendiendo la línea hasta Marbella y Algeciras) sería más barato que invertir en el AVE, se ahorraría más tiempo total y beneficiaría a un mayor número de ciudadanos.
Sólo una disminución media de 8 min en el trayecto Málaga-Fuengirola supondría un ahorro total de 1,2 millones de horas, es decir, la mitad del ahorro obtenido con el AVE (basándonos en los usos actuales de ambos transportes).
El AVE Málaga-Madrid sí que beneficia, y mucho, a determinadas personas, que aún siendo una minoría, tienen mayor poder de decisión que el resto de los mortales. En concreto, una minoría de ejecutivos y gente influyente que hacen asiduamente el trayecto Madrid-Málaga, y sobre todo 10 personas, todas ellas diputados por Málaga en Madrid, a los que le sale gratis el AVE y están, curiosamente, entre las 350 personas que deciden las inversiones prioritarias para la provincia. No puede ser prioritario mejorar el desplazamiento de 2 millones y dejar de lado el de 620,5 millones de viajeros.

Luego el ejemplo malagueño ha sido exhibido sin conocimiento de causa.

Las mismas circunstancias deben aplicarse en Asturias; que el AVE circule por la vía convencional, mejorándola, y dedicar el esfuerzo inversor a la red de cercanías y a su mejor gestión, que es en la que nos desplazamos los asturianos realmente. Las mejoras técnicas y de trazado deben combinarse con la mejor adaptación de los servicios a las necesidades de la población, por ejemplo disponiendo enlaces directos entre las poblaciones principales, combinados con recorridos con paradas, disminución de tiempos de viaje, combinación intermodal, potenciar las mercancias, estudiar la adaptación de horarios a movilidad de empresa (polígonos industriales…), turística o de ocio.

Sólo hay 1 comentario

  1. pin /

    EL OBSERVADOR

    14/10/2008

    El AVE arrasa los manantiales de Abdalajís y castiga a sus vecinos a comprar agua embotellada o cogerla en garrafas de camiones

    Fomento se ha gastado más de 40 millones en sellar los acuíferos que rompió hace 43 meses, pero el agua sigue saliendo de los túneles

    La llegada del tren de alta velocidad a Málaga ha supuesto que se pueda viajar a Madrid en dos horas y media y que los vecinos del Valle de Abdalajís tengan que comprar agua embotellada o recogerla en garrafas que vienen en camiones cisterna, opción que muchos de ellos desechan para niños, ancianos y enfermos, según informan a EL OBSERVADOR / http://www.revistaelobservador.com desde este municipio malagueño. Las IMÁGENES de esta noticia con los vecinos acudiendo al camión cisterna hablan por sí sola en pleno siglo XXI y en una tierra que siempre ha sido de manantiales. El PP ha reclamado a la Junta que sancione al Ministerio de Fomento por “los graves daños medioambientales causados” en Abdalajís.

    EN la antiguamente conocida como Villa de Manantiales los vecinos vuelven a hacer cola cargados de garrafas en los camiones cisterna que desde Antequera abastecen de agua al municipio. Más de 43 meses después de la rotura de los acuíferos durante la construcción de los túneles por los que pasa el AVE Madrid-Málaga y tras un gasto de 40 millones de euros en el sellado, el agua sigue saliendo desde estas infraestructuras y los pozos se han secado o tienen agua turbia que no garantiza su consumo.

    HACE escasas semanas se detectó un brote de gastroenteritis en el municipio. Muchos vecinos desconfían de la calidad del agua de los camiones cisterna y compran agua embotellada para niños, ancianos y enfermos.

    MIENTRAS que desde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) aseguran -en contra del testimonio de los vecinos consultados- que en el municipio “ha habido problemas de suministro durante los meses de verano mucho antes del inicio de las obras del AVE”, el Partido Popular ha exigido a través de su portavoz de Innovación Ciencia y Empresa en el Parlamento Andaluz, Ana María Rico, que sancione al Ministerio de Fomento por “los graves daños medioambientales causados” en Abdalajís. La petición ha sido rechazada.

    POR su parte, José Romero, portavoz de la Plataforma pro Manantiales, adelantó a EL OBSERVADOR que la Mesa del Agua va a impulsar un nuevo plan de reuniones con los responsables de Adif para hacer un seguimiento más continuado de las actuaciones que sean necesarias para asegurar el suministro hídrico del municipio.

Comentario Cerrado