Respuesta de Greenpeace a un sindicalista asturiano, en La Voz de Asturias del 18 de octubre de 2008 :

AL SR. MAXIMINO GARCIA
Renovable, es posible
***Juan López de Uralde
***Director Ejecutivo Greenpeace

Al contrario de lo que afirma Maximino García, secretario general de la Federación Minerometalúrgica de Comisiones Obreras de Asturias, en su artículo del pasado día 11 y en sus muchas declaraciones en todos los medios asturianos en los últimos días, Greenpeace siempre se ha caracterizado por el rigor y la seriedad de sus planteamientos.
El informe El carbón en España, un futuro negro, en el que se cuestiona el futuro del carbón, está repleto de informaciones que ni han sido cuestionadas ni pueden serlo porque los datos son los que son, aunque no gusten a algunos. Sin embargo, llama la atención que desde un sindicato como Comisiones Obreras se haya decidido, en vez de defender el carbón, si eso es lo que consideran más adecuado, atacar al mensajero, en este caso a Greenpeace.
Greenpeace ha tenido y tiene múltiples discrepancias con Comisiones Obreras, pero jamás ha atacado al sindicato ni su labor sindical. Es más, Greenpeace y Comisiones Obreras han colaborado en numerosas ocasiones, en muchos casos a petición del propio sindicato. Llama por ello la atención este ataque desaforado, excesivo y basado en falsedades que García Suárez ha dirigido contra Greenpeace. Entre otras cosas, compartimos con otras 20 organizaciones sociales una coalición contra el cambio climático: se llama Coalición Clima y se presentó públicamente hace pocas semanas. Entre sus objetivos, por cierto, se encuentra la consecución de un sistema eléctrico 100% renovable, que el autor califica de falto de rigor y exhaustividad.
Por eso sorprende aún más ese ataque contra Greenpeace porque se basa en falsedades que hubieran sido fácilmente aclaradas si el autor lo hubiera pedido. Fácilmente porque los datos en los que se ha basado el informe sobre el carbón son oficiales y disponibles para todo el público. Datos como que, en la actualidad, las energías renovables generan el 18% de la electricidad, frente al 7% que generan las centrales térmicas con carbón nacional; que las energías renovables sí son autóctonas frente a que un 60% del carbón que se consume en España es importado; que el carbón es el responsable número uno del cambio climático respecto a la energía producida porque las 22 centrales térmicas de carbón españolas generan el 64% de las emisiones de CO2 del sector cuando sólo proporcionan un 23% de la generación eléctrica; y sí, Greenpeace ha demostrado la viabilidad de un escenario basado en un 100% en energías renovables para el sistema de generación eléctrica peninsular mediante un estudio encargado al Instituto de Investigación Tecnológica de la Universidad Pontificia Comillas, titulado Renovables 100%. Un sistema eléctrico renovable para la España peninsular y su viabilidad económica.
Le informamos en todo caso – aunque un líder sindical debiera conocerlo – de que Greenpeace no recibe ningún tipo de subvención. Greenpeace España se financia exclusivamente con las aportaciones de sus más de 100.000 asociados y, no sólo no recibe “capital extranjero”, sino que aporta el 24% de sus ingresos a Greenpeace International para financiar las actividades en países con menos recursos. Todos estos datos, y muchos más, están auditados, reflejados en los informes anuales y disponibles en nuestra página web.

Comentario Cerrado